Cine25 Red Social Cine

Películas

Filtrar por:

La habitación

Una película de Lenny Abrahamson , 2015
4.33 sobre 5
12 votos
0 vistas
0 favoritos

Reseñas y críticas

Clem23

Conmovedora historia 55555

Es una película bastante conmovedora que comenzó justo en donde las historias de secuestro suelen llegar a su peor parte. Esta historia comienza desde un punto tal que no se tenía idea de lo que estaba pasando entre los dos primeros personajes de no haber averiguado por otras fuentes primero de lo que trataba la película. La escena que nos recibe en pantalla es completamente normal, una madre con su hijo y un cariño mutuo; nada sospeché.

Es que ¿qué harías si te mantienen encerrada por siete años y tienes un hijo fruto de ese abuso? Jack es un niño de cinco años producto de esa clase de inhumanidades. Ha vivido toda su vida en la habitación sin siquiera tener noción de que hay un mundo extenso afuera. Sólo conoce que los seres de la televisión están encerrados en la cajita y que no son reales. Ideas fortalecidas por su madre para evitar que el niño le hiciera preguntas sobre el mundo exterior y descubriera que lo que ellos son en esa habitación en realidad es ser rehenes. Esto cambia cuando tiene los cinco años y su madre comprende que su hijo es muy listo. Idea un plan para que ambos pudieran ver la libertad.

elis_arg

"todo lo que puedas imaginar es real" 55555

Room es de esas pelis grandes en su pequeñez que brilla en su propia oscuridad. Logra meterte de una manera casi claustrofobica en la habitación y ser la madre, y ser el niño. La primera hora de película es mas fácil ser el niño. Al fin y al cabo, esas cuatro paredes es lo único que el conoce, ese pequeño mundo es "el mundo", el que su madre pudo crearle y su imaginación no va mas allá que el tragaluz que está en el techo. Pero Jack crece, y con el las preguntas y la confusión. La madre, en cambio se debate entre la verdad y la resignación, el miedo y el odio, la necesitad de arriesgar y la de bajar los brazos. La oportunidad de abandonar el sórdido lugar llega y marca un punto de inflexion en la película. La segunda mitad, aunque mas convencional y menos poderosa no deja de ser brillante. Otra vez dos miradas diferentes: la de volver al mundo real y la de descubrirlo. Recomendada! Grandes actuaciones :)

CharlyBarny

ROOM de Lenny Abrahamson 4444

DEL CAUTIVERIO A LA LIBERTAD
Room es una película que acrecienta su interés a medida que avanza su metraje. Dividida en dos partes claramente diferenciadas, trata de una madre con un hijo de 5 años que se encuentran secuestrados en una habitación cuya única comunicación con el exterior es una banderola existente sobre el techo a la cual no pueden llegar. No obstante ello, pueden ver ese cielo, esas nubes, ese sol o esa lluvia que muestra aquélla banderola que se constituye en el único medio de contacto con una realidad que aparece lejana y esquiva.
La situación de secuestro constituye la primera parte. Ella nos muestra una serie de relaciones: madre/hijo, madre/captor, captor/ hijo, de las cuales la más importante es la de los propios secuestrados, durante un corto periodo de tiempo de aproximadamente 6 meses. Se trata de una relación muy cercana, obviamente, por la situación de encierro que viven, la cual se concentra en el proceso educativo del pequeño que aprende cuestiones básicas como cocinar, limpiar, mantener el orden de la habitación, o festejar su 5to cumpleaños haciendo una torta. Esa relación solo se ve alterada por la presencia intermitente de su captor, quien los abastece periódicamente de algunos alimentos y agua.
Esta primera parte es un largo prólogo el cual sirve básicamente para generar información sobre esas tres relaciones. La primera relación, madre/hijo se desarrolla sobre cánones convencionales dentro de una situación no convencional. La madre educa a su hijo, le enseña cuestiones básicas de supervivencia y orden, gimnasia para mantenerlo ágil y dinámico, y otras veces, dominada por su mal humor, descarga cierto fastidio sobre el niño.
La relación madre/captor pasa básicamente por la supervivencia. Por momentos la relación avanza y parece adquirir contornos matrimoniales. En otras ocasiones, la relación se vuelve pareja y mantienen relaciones de tipo sexual. En esos momentos cargados de sexualidad, el niño pierde su condición de tal, es encerrado en un ropero y se convierte en una especie de voyeur que espía por las hendijas de la persianas de su armario sin entender lo que ve y consecuentemente, su mirada muestra curiosidad e indiferencia.
La relación captor/niño es la menos desarrollada. El captor expresa cierto cariño y respeto por el niño. Le trae un juguete para su cumpleaños. El niño disfruta del regalo y pasa un momento feliz. Pero la relación que tienen es de indiferencia mutua.
El resto de esta primera parte puede estar llena de pequeños detalles que tal vez pasan desapercibidos pero que después, en la segunda parte, aparecen como hechos trascendentes. Esta parte del film también puede apreciarse como una metáfora de la familia disfuncional de nuestra época, donde la relaciones de cautiverio pueden referirse a un orden social predeterminado o incuso una subordinación a una sociedad de consumo despiadada en la cual el consumismo prevalece sobre los mismos derechos del individuo.
La segunda parte del film muestra el escape del niño. El niño muestra que ha asimilado la educación recibida de su madre y todo lo que ella ha hecho por el no fue en vano. El niño no sólo logra escapar sino también dar información relevante a una mujer policía atenta y agradable que permite localizar el lugar del secuestro y liberar a su madre.
El pasado traumático ha quedado atrás. Ahora comienza una nueva vida. Pero las reacciones de madre e hijo serán diferentes. Ahora sabemos que el niño ha nacido en cautiverio. Carece de todo pasado que no sea ese cautiverio. Entrar a la casa de su abuela con su madre y ningún condicionamiento previo será para él la panacea. Una situación agradable que lo aleja del cautiverio conocido. No obstante, el cautiverio no ha dejado signos traumáticos para él. El cautiverio sólo ha sido una experiencia inconsciente de supervivencia. El niño, lejos de cualquier tipo de confinamiento, genera rápidamente relaciones afectivas con su desconocida abuela, el marido de su abuela y un perro al que le traen de regalo.
Diferente es la experiencia de su madre. La vuelta a su cuarto de adolescente la inquieta. Percibe que entre aquel momento y el presente ha ocurrido un hecho que le ha transformado su vida. Ha tenido un hijo con su captor estableciendo con él una especie de síndrome de Copenhague. La relación con sus padres se ha deteriorado. El lazo con su madre se ha cortado. Madre e Hija se han alejado. El Padre, además, es quien se ha ido de la casa. Su alejamiento parece tener que ver con el manejo de las relaciones familiares. Su actitud expresa un tácito desacuerdo que ha originado el divorcio de los padres. El Padre, además, deja intuir que ese divorcio y el secuestro de su hija pueden llegar a estar relacionados. Como si el secuestro hubiera sido un disparador del divorcio.
La relación Madre/Hijo, ahora ampliada al marco familiar, se resiente ante la pérdida de intimidad. En consecuencia, la Madre, se encierra y entra en un proceso severo de depresión. Tampoco es ajeno a ello el momento de celebridad que atraviesa y el acoso de los medios que la presionan para obtener sus entrevistas. El dinero, como representación de la materialidad, se hace presente de manera despiadada. Aparece esa sociedad ávida de sensacionalismo liderada por la tv y el periodismo amarillento que reconoce a la celebridad sin importar el trasfondo dramático de la misma.
Lenny Abrahanson, director del film se mueve cómodamente con el guión que le ha prorcionado Emma Donoghue, autora que se basa en su propia novela original. Relata con agilidad y fluidez la situación de encierro con movimientos de cámara precisos. Lo suyo no tiene alardes ni un lenguaje barroco, pero si es sumamente simple y efectivo para contar su historia.
La nominación del film a los premios Oscar de este año tal vez sea algo exagerado, pero a la luz de los grandes fracasos que estamos viendo, puede que sea un reconocimiento merecido.

sulero

4 paredes.. 44444

Siempre que llega la famosa gala de los Oscars, hay películas que no suscitan ningún interés pero que acabas viendo ya sea por la curiosidad de ver el motivo de tanto premio o porque al tener “mente completista”, uno las visiona todas para formarse un mejor criterio de cual debería ser la ganadora. “Room”, “La habitación” en España, por suerte no entra dentro de esta categoría ya que tan solo su premisa te atrapa y te absorbe de principio a fin..

La frase “cumple lo que promete” puede ser un arma de doble filo en el mundo cinematográfico, en este caso cae del lado bueno ya que efectivamente estamos ante un drama potente que acompañado de unas actuaciones elogiables se convierten en un peliculón de cabo a rabo. Brie Larson esta estupenda, transmitiendo empatía hacia el personaje con solo observar su mirada de desesperación continua y su intento, a veces inútil, de mostrar calma y estar sosegada. Luego esta el pequeño Jacob Tremblay de la que se puedo calificar su actuación como una de las mejores que he visto para un niño de 9 años. La fuerza de este personaje es tremenda ya sea por esa burbuja que su madre le creo y en la que vive como su segunda fase de descubrir un mundo que le fue negado y del que desconocia su existencia. Una de las mejores bazas de esta película.

Pero no solo de actuaciones se vive y el guion de “Room” es una autentica maravilla, pese a resultar ciertamente manipulador en sus partes mas dramáticas, consigue que saques el clínex y que el viaje emocional vaya a la par con los protas, estas contento cuando ellos lo están, te emociona lo que a ellos les emociona y sientes ese miedo asfixiante. No puedo mas que rendirme ante esta maravilla de la que obvia los grandes giros porque no los necesita.

Quizás no sea película para todo el publico, y mas de uno considere que “a la película le metería tijera” o que “el director no sabe cuando parar”, para un servidor esta perfecta tal como esta y dejando de lado los Oscars, es de esas películas que recomiendo encarecidamente.

Otros comentarios sobre la película

kwai

Impresionante 4444

Cuando la película comienza a coger intensidad, es imposible despegar los ojos de la pantalla. Si bien, ha conseguido el Oscar a la mejor actriz, el protagonista y conductor de la trama es el niño. Soprendente. Película muy recomendable.

Si hemos de morir, haced al menos que nuestro sacrificio contribuya a abrir el camino a un mundo en el que no existan más las clases dominantes, sofocando las aspiraciones de la libertad.

- Nicolás Sacco Bartolomé Vanzetti Sacco y Vanzetti

Síguenos en

Pasión por el Cine

Nuestra red social ayuda a compartir y divulgar las opiniones de cinéfilos de todo el mundo. Empieza una nueva vida cinéfila entre nosotros... y que empiece la función.

Las imágenes, marcas, productos, logotipos o frases comerciales que aparecen en Cine25.com son copyright de sus respectivos propietarios.

Cine25.com es un proyecto de inspiroh.com